Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Bicentenario’

Aquí son unas fotos que tomé durante septiembre que representan escenas de la celebración del bicentenario de la Independencia de México.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Read Full Post »

Solamente es cada 200 años que encuentras el bicentenario de México. ¿Qué tipo de ropa debes ponerte para festejarlo?

En la ciudad de Guanajuato, dónde yo pasé el 15 de septiembre, conocí a unos muchachos muy amables, Xavier y Armando, en mi hotel El Zopilote Mojado. A mi mamá no le gusta estar con la muchedumbre, por eso en vez de ir con ella, fui con Xavier y Armando para celebrar el grito de la Independencia en las calles de Guanajuato.

• Xavier trajo una playera que dice “I ♥ MX” con un corazón parecido a un nopal verde con espinas (no tan agudas). Él la compró en una tienda mexicana popular que se llama ¡ay guey!.

• Armando trajo otra playera de ¡ay guey! que era verde con mangas largas. En su decoración, la playera tenía impreso los años de 1810 y 2010 y la campana de Dolores Hidalgo, una ciudad cerquita en el estado de Guanajuato, dónde el sacerdote Miguel Hidalgo inició la primera etapa de la Guerra de Independencia de México el 16 de septiembre de 1810. El hizo sonar la campana para reunir a la gente, a sus parroquianos, y a los pobres e indígenas.

• Yo me puse una playera de color lima también. Y todos nos pintamos nuestras caras con una barra de cera de los colores de la bandera mexicana, verde, blanco y rojo.

• Para los últimos toques: Armando y Xavier pusieron unos bigotes postizos para parecerse más como los héroes de la Independencia de la antigüedad.

Solamente me faltó una trenza, ellos dijeron.

Read Full Post »

Vean este corto video que yo produje con escenas de mi visita al Jardín Borda el 3 de septiembre.

El viernes fui al Jardín Borda* de Cuernavaca para festejar el bicentenario de la independencia de México. El gran día de festividades actualmente se celebra en México el 15 de septiembre, pero hay muchas actividades patrióticas todos los días de este mes.

El viernes, las festividades empezaron con una ceremonia para instalar un altar a la patria – una estatua representativa del escudo nacional – un águila devorando una serpiente parada por un nopal.

Luego, la comisión estatal para las conmemoraciones del 2010 invitó a toda la gente a disfrutar de música popular, gastronomía morelense y unas exhibiciones artesanales. Para mí, fue sorprendente que hubiera tanta gente. A veces, era necesario que la gente estuviera apretada en unos lugares, como por ejemplo en las esquinas, hombro a hombro.

Pero a mí me encantó que los mariachis tocaran música bonita con mucho ánimo. Y me alegró mucho que hubiera mucha comida rica para probar. Yo traté de probar un poquito de todo.

Tomé mi primera taza de champurrado, que es un atole con una mezcla de chocolate, elote y piloncillo. Y también mordisqué una oblea que tomé de la mesa de dulces. Era perfecto que la oblea no fuera demasiado dulce.

Usualmente tengo miedo de que las bebidas o las cosas que llevan alcohol puedan emborracharme o sepan mal. Por eso, no quise probar el pulque que lleva agave fermentado aunque llamaban mi atención sus sabores de guayaba, mango, etc. Tampoco probé cleriquot, una bebida morada que lleva vino y piezas de manzana. Pero no pude resistir la oportunidad de probar helado (o sea nieves) con un poquito de alcohol. Entre tres sabores (tequila, mezcal y rompope, un licor hecho de huevos), yo seleccioné un helado de tequila. ¡Mmmm! ¡Vale la pena inclinarse a las tentaciones de vez en cuando!

Después de comer mucho, decidí que ya era tiempo para regresar a mi casa. Pero cuando estaba saliendo del Jardín Borda, choqué con un desfile de Chinelos marchando para el zócalo. No sabía que ellos eran Chinelos. Mi mamá mexicana me tuvo que explicar más tarde que los disfraces de los Chinelos se consideran una estilización de las representaciones de los originales conquistadores o moros, y sus danzas se han convertido en una tradición morelense que acompañan todos los carnavales, el sábado santo y otras fiestas.

Al fin de la noche, me sentí muy alegre y satisfecha – como a través de esta experiencia yo hubiera ganado un poquito de sangre mexicana también.

*Nota: Jardín Borda, ubicada en la ciudad de Cuernavaca en el estado de Morelos, es un antiguo lugar de residencia de Maximiliano I, un emperador de México durante el siglo XIX.

Read Full Post »

La semana pasada, hice un homenaje a Tepoztlán, el pueblo donde se fundó Tepoznieves, una heladería muy imaginativa y deliciosa. Fui con unos compañeros de mi escuela.

Pero fuimos a Tepoztlán no solamente por su helado sino también porque el pueblo tiene una buena reputación por su mercado (abierto cada miércoles y domingo) y una pirámide en la cima de un cerro. Aunque nosotros no fuimos al tope (porque descubrimos que las pirámides ya habían cerrado), disfrutamos mucho del ambiente natural. Había muchos árboles antiguos y agua corriendo por los arroyos por todo el camino.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Para mí, lo que fue más interesante de nuestra visita fue la oportunidad para ver unas actividades representativas de la vida local de Tepoztlán. Por ejemplo, vimos por la ventana del restaurante dónde estábamos comiendo una procesión funeral, en que los hombres llevaban el ataúd del difunto sobre sus hombros. Nosotros también tropezamos con un grupo de personas debajo de una carpa cerca del ex-convento domínico de la natividad haciendo un muro mosaico para la puerta de su camposanto. Los habitantes de Tepoztlán hacen un nuevo muro cada año.

Hay un hombre que diseña todo y hace un guía para que cualquier persona que quiere participar en la creación del muro pueda ayudar. Se usan aproximadamente 60 diferentes tipos de semillas y frijoles. El tema para el muro este año es, por supuesto, el bicentenario de México.

Read Full Post »